Estoy por darle la razón a Carlos Bravo, el autor de Marketing de Guerrilla, cuando expone sus diez razones para no hablar de la compra de Instagram por Facebook. Están muy bien trazadas y, además, con ironía Social Media. Y de hecho, le doy la razón: no vale la pena hablar de esa adquisición, pero sí de algunos de los comentarios que ha suscitado. En eso empleó ayer martes y emplea hoy miércoles el canal Twitter de Comunicación y Nuevos Medios, y también emplea hoy su blog en esta entrada.

Entre la muchísima información publicada, bien vale la pena detenerse en esta de Clases de Periodismo: así son las oficinas de Instagram (al menos antes de que las transforme la red de Mark Zuckerberg). No obstante, hay que decir que los titulares más apetitosos nos los encontramos en inglés, como esta infografía publicada en Mashable: de cero a mil millones en 17 meses. También en este reconocido medio digital le quisimos echar ayer el guante a este artículo titulado “Querido Facebook, no arruines Instagram”. El título promete, y la lectura cumple.

Otro medio digital de reconocida influencia, Read Write Web, viene repleto de historias al respecto. Nos llama la atención esta reflexión sobre cómo la operación comercial puede ayudar a Facebook a monetizar su parte mobile, Una idea que sigue la estela de una consideración anterior: hasta qué punto la compra y su vertiente mobile podría suponer una amenaza para Google y Apple. Sin salir de este espacio, casi al instante de saltar la noticia Alicia Eler tuvo la genialidad de rescatar 15 tweets, “15 respuestas inteligentes” al anuncio de compra hecho público.

En la línea más completamente #offtopic, hay que reseñar el texto del siempre ingenioso Francisco Navarro, alias @gasolinero, Instagram, Facebook et circenses, que se atreve a rematar con la canción de Silvio Rodríguez, Te doy una canción.

Por último, y dado que Facebook ha decidido dar este salto a lo fotográfico (como si antes no se subieran fotos a la propia red, a razón de 135.000 por minuto O_o), Jeff Bullas ha tenido el detalle de recopilar 20 de las imágenes principales más impactantes en los Timeline de marcas. Muy recomendable.